Terapia Gestalt, herramienta para hacerse fuerte ante la adversidad


 

La terapia Gestalt es una psicoterapia,cuyo objetivo es ayudar al paciente a sobreponerse a ciertos síntomas y permitirle llegar a ser más completo. También busca ayudar a la persona para que se sienta creativamente más viva, liberándola de bloqueos y problemas inconclusos que disminuyan su satisfacción, crecimiento y autorrealización.

Forma parte de la psicología humanista. Esta rama de la psicología se caracteriza por no sólo darle tratamiento al paciente y su psicopatología, sino por ayudarlo a desarrollar su potencial desde el ejercicio de la psicología positiva.

Esta terapia, busca sobre todo, que el paciente se integre con su pasado sin olvidar que lo importante es el aquí y el ahora. De forma que entienda que las anclas están demás y es necesario seguir adelante y respetar los propios propósitos.

La terapia Gestalt, busca que el paciente se centre en lo que está pasando, en lo que hay, y en lo que se tiene. Se busca que olvide, lo que podría tener, lo que pudiera ser o lo que pudiera haber pasado.

Además, se le ayuda para que cierre situaciones inconclusas del pasado. Utiliza el darse cuenta para percibir, sentir y actuar. De esta forma el paciente aprenderá a hacerse más consciente de lo que siente y hace, para aceptarse y experimentar el aquí y el ahora. Sin recordar las referencias otorgadas por el pasado.

Primera persona, factor de cambio en la terapia Gestalt

En la terapia es fundamental el uso de la primera persona. El paciente debe tomar consciencia de sí mismo, sin huir utilizando la segunda persona. En lugar de decir “mi jefe es maltratador, te dan ganas de dejar el trabajo con un jefe así” debe internalizar el problema y decir “mi jefe me maltrata, quiero dejar mi trabajo”.

El terapeuta, en la terapia Gestalt, se basa en el lenguaje no verbal que otorga el paciente para hacer una evaluación. De modo que siempre está observando el lenguaje corporal del paciente, como se mueve, se sienta e incluso el movimiento de sus manos. La idea es que el paciente se conecte con su cuerpo y que tanto su expresión oral como corporal puedan decir lo mismo.

Uno de los principales enfoques de la terapia, es que el paciente no es consciente de sí mismo. Por esta razón, siempre busca esconderse y auto compadecerse. Por otro lado, si hablamos de un paciente con problemas de neurosis, debemos entender que ha perdido la capacidad de regularse a sí mismo, y la terapia Gestáltica está allí para ayudarlo.

Además de ver al ser humano como un todo, que debe sanarse tanto física como mentalmente, se busca que el paciente cierre contacto con un pasado no aceptado o poco determinado.

En otras palabras, lo más importante, es que el paciente deje ir.  que deje de arrepentirse de lo que no fue y se centre en el ahora, en lo que puede hacer en este momento. Por un lado ayuda a perdonarse, y por el otro a darse cuenta de que quizás esa opción que anhela haber hecho, posiblemente no era la mejor. Por ejemplo, una persona que se lamenta de no haber estudiado música, quizás deba darse cuenta de que eso no es exactamente lo suyo o, por el contrario, empezar a estudiar y ver que jamás es tarde.

Siempre existen nuevas y mejores oportunidades con un solo objetivo: cada día ser mejores seres humanos.  Asociación Entheos lugar de paz es tu refugio cibernético y físico para conocerlas.

Nos encontramos en el proximo post.

No Comments

Post A Comment