¡HORNEAMOS!


 

¿Qué os apetece hacer en un día festivo y lluvioso?

¡A mi hornear repostería saludable! ¡Y si, la repostería puede ser saludable, es cuestión de creatividad! Como en todo, incluso en la creatividad, se necesita estar abierto al aprendizaje por ensayo/error, tranquilos incluso en el caso de “error”, lo que nunca falla es el aroma que inundará vuestra cocina.

 

Que os parece si empezamos con una receta básica de BIZCOCHO HÚMEDO DE MANZANA.

Os lo voy a poner fácil y esta vez no hace falta báscula si, un vaso de aproximadamente 200 ml. Recordar, si los ingredientes son de buena calidad y si es posible ecológicos, el resultado es mucho más sabroso y saludable.

Ingredientes:

4 huevos
1 ½ vaso de leche vegetal
1 vaso de aceite de oliva virgen
2 vasos de azúcar de coco
3 vasos de harina integral de espelta
1 sobre de levadura para bizcochos
4 manzanas

Ya tenéis todos los ingredientes preparados y recordad siempre a temperatura ambiente, antes de nada, precalentáis el horno a 150 ºC arriba y abajo. Cada horno es un mundo, el mi va mejor con aire por lo que en este caso lo compenso poniendo un pocillo con agua en la base del horno (es un bizcocho húmedo y el aire seca). Preparar el molde, más bien grande, el mío es rectangular y hace 38×25 cm, forrarlo con papel para hornear.

No es necesario ninguna “maquinita” especial, pero si la tenéis…. ¡adelante!

Pelar y cortar la manzana a trozos tamaño nuez con cascara y rociar con el zumo del limón. Separar yemas y claras y batir las claras a punto de nieve.

Las 4 yemas batirlas bien con el azúcar, añadir el aceite, la leche y la ralladura de la piel del limón (nunca lo blanco). Hemos mezclado la levadura con la harina y la vamos incorporando poco a poco a la mezcla anterior con movimientos envolventes.

 

¡Casi estamos!!!

Añadimos las claras montadas con sumo cuidado, disfrutando del momento y por último incorporamos las manzanas. Vertemos y repartimos uniformemente la mezcla en el molde y al horno en posición media. ¡Y prepararos para el deleite de un fantástico aroma!

No se os ocurra abrir el horno hasta pasados los primeros 20 minutos, a partir de ahí si veis que se empieza a dorar o ya está dorado se puede comprobar con un pincho de brocheta y si sale limpio es que ya está hecho. Con mi horno y esta medida de molde no llega a 30 min. (Si el molde es más pequeño al haber más grosor de masa cuesta más de hornearse.) A partir de esta receta se pueden realizar muchas variantes, no sólo cambiando el tipo de fruta, incluso sabrá distinta según el tipo de manzana utilizada.

¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste saboreando?

¿Te has fijado alguna vez la alquimia que se produce en una cocina? Y no solo con los ingredientes, también en ti, pero eso será para otro artículo.

Si os ha gustado este post, compartidlo en las redes sociales!. También podéis disfrutar de el en la web de nuestra empresa colaboradora www.equilibriobienestar.com

Nos vemos pronto!!!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

WhatsApp chat